TOP

La Fascia es el término general para designar al tejido conectivo denso irregular que rodea músculos, huesos, nervios, vasos sanguíneos, órganos y articulaciones. Da soporte estructural a tejidos y órganos así como protección y estructura. Ida Rolf, la creadora del Rolfing dijo: “La fascia forma una intrincada red coextensiva con el cuerpo, central para el cuerpo, central para su bienestar y central para su actuación”.

Existen distintos niveles de profundidad de la Fascia y usado como término anatómico es un concepto para designar un tejido conectivo específico. Sin embargo, cuando aplicamos un enfoque funcional, nos referimos a Sistema Fascial o Sistema Miofascial englobando además otros tejidos como son las aponeurosis, los tendones, los ligamentos, etc.

Los famosos “Meridianos o Vías miofasciales de Myer” son líneas de tejido conectivo y que llevan a cabo las fuerzas estructurales requeridas para ejecutar el movimiento ya que conectan todas las partes del cuerpo y le dan integridad ya que son líneas de tensegridad. Esta idea fue introducida en 1997 por Thomas Myers en un artículo llamado “La anatomía de los trenes”. De acuerdo a Myers el basa sus líneas en los estudios anatómicos del Hermann Hoepke (1930) más sus conocimientos de Rolfing y disección de cadáveres permitieron examinar con mayor exactitud estas vías anatómicas. El descubrimiento de las Vías Miofasciales o Cadenas Musculares es de amplia importancia clínica. Gracias a su entendimiento los dolores musculoesqueletales, no sólo se tratan en el lugar del dolor sino en cualquier parte o punto de la fascia. Este tratamiento distal de las patologías empieza a tener similitud con los tratamientos de acupuntura distales en los que se puntura zonas del cuerpo alejadas de aquéllas con dolor. Además, existe una asombrosa coincidencia entre las citadas Vías Miofasciales y los Meridianos Principales en los que se basa la Medicina China.

¿CÓMO MEJORAMOS LAS FASCIAS?

Hoy en día está muy extendido el uso de relacionar el Yin Yoga con las Fascias porque es cierto que esta práctica estática mejora la hidratación de la fascia. Pero, además, también podemos ejercitar y mejorar la fascia de otros modos con ejercicios específicos que influyan en varios aspectos y características de este interesante tejido. En nuestra Formación de TCMYoga® verás los siguientes modos de influir en las Fascias: Yin Yoga, Yang Yoga de TCMYoga® y Liberación Miofascial con pelotas. Pero si lo que deseas es profundizar en Fascias y su aplicación al Yoga y la Yogaterapia no dejes de cursar nuestra FORMACIÓN EN YOGA MIOFASCIAL® 100 hrs donde verás otros modos, ejercicios y herramientas de influir beneficiosamente en las fascias.